martes, 16 de agosto de 2016

No hay vacaciones para la muerte en el Mediterráneo. Casi 30.000 personas muertas en los últimos 15 años


En la manifestación del pasado 20 de junio. (@frlorente)
Europa está atentando contra la legalidad internacional, el derecho de asilo y los derechos humanos. 
Tampoco hay vacaciones para la desvergüenza. Vergüenza sobre vergüenza: 1.000.000 personas esperando que la UE responda a su petición de asilo, 20.000 en España 

Aquel histórico Mediterráneo de intercambio cultural y comercial, incluso de diásporas, se ha convertido hoy en un mar de muerte y tragedia. Según la OIM (Organización Internacional para las Migraciones), 3.000 personas que huyen de guerras han muerto en sus aguas en los seis primeros meses del año; casi 30.000 en los últimos 15 años. Ante esta barbarie, el movimiento obrero y el pueblo español se viene movilizando sin pausa recordando los cientos de miles de exiliados de 1939 y los millones de emigrantes de los años 60 y 70.

La terrible situación que padecen millones de personas que se ven expulsadas de sus países y sus casas por la guerra o por la persecución política ha provocado una de las mayores crisis humanitarias a las puertas de Europa. La última denuncia de ACNUR calcula que son un millón las personas que esperan respuesta a su petición de asilo en la Unión Europea, 20.000 en España.
El 16 de marzo, dos días antes de que se perpetrara el acuerdo de la vergüenza entre la Unión Europea y Turquía nos manifestábamos en la Puerta del Sol, junto a organizaciones sociales y partidos políticos, excepto el PP, para evitarlo y concienciar de sus consecuencias. Pero el 20 de marzo se rubricó la vergonzosa actuación de las instituciones europeas, presionadas por los países del centro y norte, que están volviendo a reproducir los comportamientos xenófobos y racistas de los años 30 del siglo XX. Europa está atentando contra la legalidad internacional, el derecho de asilo y los derechos humanos.
Si en marzo el acuerdo firmado entre la Unión Europea y Grecia y Turquía era inaplicable, todo indica que la inestabilidad política del último hacen que todo sea más caótico e inviable.
El carácter internacionalista del Primero de Mayo nos hizo insistir en las calles contra las políticas que Europa lleva a cabo con las personas refugiadas. Posteriormente, las Comisiones Obreras de Madrid participaron en vanguardia para constituir la plataforma SOS Refugiados, que el 11 de mayo, coincidiendo con la conmemoración del Día de Europa llevó a cabo una acción en la plaza Mayor de Madrid. Toda la plaza, repleta de lazos negros, fue abrazada por una cadena humana que intentaba despertar la conciencia de las instituciones europeas ante la tragedia.
El 20 de junio, coincidiendo con el Día Mundial de las Personas Refugiadas, nos manifestamos desde la plaza de Ópera hasta la Puerta del Sol en una fecha más reivindicativa que conmemorativa. Previamente, para convocar a la ciudadanía, el mundo de la cultura y la sociedad organizamos un gran evento en el Círculo de Bellas Artes.
En CCOO tenemos muy claro que el asunto de las personas refugiadas debe ser una prioridad del movimiento sindical, por ello, junto a UGT hemos trasladado una campaña a la Confederación Europea de Sindicatos (CES) sin haber conseguido una posición de consenso ante la presión que padecen los sindicatos en los países en los que se está imponiendo el ultranacionalismo.
Seguiremos apoyando e impulsando iniciativas contra este genocidio por omisión que se está provocando. Entre otras, en septiembre un Encuentro de Ciudades Madrileñas comprometidas con el fin de reivindicar el papel de las políticas de acogida.. 
Este verano volvemos a ver imágenes desgarradoras y a escuchar denuncias que so insoportables para quienes defendemos los derechos humanos. Imágenes que debemos mantener fijas en nuestra conciencia para poner énfasis en las causas que las provocan: las guerras en Oriente Medio a las que las grandes potencias implicadas no quieren poner fin.  Europa debe actuar tanto sobre las causas como sobre sus terribles consecuencias en las personas


lunes, 1 de agosto de 2016

Nuestra historia también nos guía. Memoria y reconocimiento del pasado para repensar el sindicato del futuro. #40AniversarioCCOO #AbogadosAtocha


Presentacion plan de 40 Aniversario Abogados de Atocha
 en  el Consejo General Abogacia 
Estos eventos no son sólo actos de la recuperación de nuestra memoria silenciada, son sobre todo un instrumento de formación sindical

Las Comisiones Obreras somos una organización relativamente joven, nacidas como una creación de la case obrera española, en un momento convulso de la historia de nuestro país. Fue un tiempo con prioridades muy claras con la recuperación de la libertad junto a los derechos laborales como objetivos fundamentales. Una libertad que costó mucho arrancar, no en pocas ocasiones derramando sangre. Por eso tenemos la obligación de mirar al retrovisor de la historia, para no perder la perspectiva. Hay que conocer la intrahistoria de la Transición y contextualizarla en su momento y saber que la democracia fue conquistada por la ciudadanía con las Comisiones Obreras a la cabeza.

Nadie puede poner en duda que los asesinatos de los abogados de Atocha en la noche del 24 de enero de 1977 supuso un punto de inflexión en la historia de España. No sin esfuerzo, las Comisiones Obreras de Madrid pusimos en marcha hace más de una  década la Fundación Abogados de Atocha, con el objetivo de que el manto de la desmemoria no cubra a quienes verdaderamente protagonizaron la Transición.
Cada año rendimos homenaje y hacemos entrega de los premios Abogados de Atocha. Cada año, paso a paso, multitud de municipios dan nombre a sus calles y plazas, se erigen monumentos y placas para que el eco de las voces de los asesinados no se debilite porque entonces, pereceremos, tal como nos recuerda Alejandro Ruiz-Huerta, último sobreviviente de Atocha, citando a Paul Edouard.
En 2016 hemos conmemorado el 39 aniversario de la tragedia. Este año, la proyección pública, la presencia masiva en los actos y la incidencia social de la conmemoración ha dado un salto cualitativo, reflejado también en que por fin se colgó en el Congreso de los diputados el cuadro de Juan Genovés, El Abrazo.
Inmediatamente después, el Patronato de la Fundación Abogados de Atocha se puso a trabajar en el 40 aniversario que tendrá lugar el próximo año, en el contexto también de la constitución y legalización de la Unión de Madrid de CCOO.
En este escenario de conmemoración, al igual que en aquellos trágicos días, las Comisiones Obreras de Madrid han encontrado la complicidad del Consejo General de la Abogacía Española y del Colegio de Abogados de Madrid para, conjuntamente, llevar a cabo eventos contra la desmemoria. Algunos de estos actos ya se han realizado, como la presentación del libro Cruz, 16, sobre el primer despacho de abogados laboralistas de CCOO, creado en 1965.
Además, los familiares de los compañeros asesinados, apoyados por todos los colegios de abogados de España y algunos países latinoamericanos, el Consejo de la Abogacía Española, embajadores y cónsules, organizaciones sindicales internacionales, universidades, instituciones públicas y personalidades, han solicitado para la Fundación Abogados de Atocha el Premio para la Concordia Princesa de Asturias, con la proyección pública más allá de nuestras fronteras que ello conlleva.
Pero también nos encontramos inmersos en aniversarios: 50 años de la Inter y 40 años de las CCOO de Madrid. Estos eventos no son sólo actos de la recuperación de nuestra memoria silenciada, son sobre todo un instrumento de formación sindical de dirigentes, de delegados y delegadas y de la afiliación, además de un lanzamiento de nuestras siglas a la sociedad y hacia el futuro.
Las conmemoraciones madrileñas también están enmarcadas en la campaña confederal “Un año para reivindicar nuestra historia y la contribución de CCOO a las conquistas democráticas. Abril 2016, abril 2017”. En Madrid comenzamos con la exposición “50 años de la Inter” con un acto de reconocimiento y memoria de las personas que la constituyeron. La exposición está siendo incorporada a la formación sindical y se están realizando diferentes visitas guiadas. Es tiempo de recordar, para mirar al futuro, la creación de las CCOO de rama y las primeras CCOO locales, como recientemente hacíamos en Fuenlabrada. 
Coincidiendo con este periodo de recuperación histórica nos hemos impuesto el reto toda la afiliación de Repensar el Sindicato, al que hemos invitado al  mundo de trabajo y del activismo social,
Igual que estamos orgullosos de nuestro presente, estamos orgullosos de nuestra historia y debemos reivindicarla. Y, sobre todo, comprometidos con el futuro, un futuro de derechos y de bienestar para la clase trabajadora y para la sociedad española.



Gobierne quien gobierne movilización permanente por el derecho de huelga y la libertad de reunión y manifestación. #HuelgaNoEsDelito #8deAirbus


Tenemos que intensificar la presión por el derecho de huelga. (@frlorente) 
La victoria es acabar con el artículo 315.3 del Código Penal y la ley Mordaza

El curso pasado ha tenido en la movilización permanente por el derecho de huelga una sus banderas principales. Una movilización que no puede parar hasta conseguir la derogación del artículo 315.3 del Código Penal y de la Ley Mordaza. Los resultados de las elecciones del 26J nos obligan a una mayor presión.

Sin duda, el movimiento álgido de la campaña “Huelga no es delito”, fue el juicio de los 8 de Airbus. Cinco años después, la sentencia demostró que la Instrucción era un montaje promovido por la policía, el juez instructor y con el entusiasmo de la fiscalía. El proceso nunca tenía que haberse iniciado, tal y como exigían las defensas. Del mismo modo que no debería haberse iniciado ningún juicio contra los 300 sindicalistas que se limitaron a ejercer el derecho de huelga.
Ganamos la sentencia de Airbus y con ella se ha sentado un precedente muy importante. Las absoluciones a los sindicalistas en este país nunca vienen solas y a una excelente defensa hay que unir la demostración de firmeza que demostraron en todo el proceso los compañeros Pepe Alcázar, Tomás, Armando, Rodolfo, Rubén, Enrique, Edgar y Jerónimo y la firmeza en la movilización de las Comisiones Obreras, así como el ejercicio sin complejos del poder sindical.
Al hilo de la sentencia de Airbus y de la movilización permanente por el derecho de huelga, el pasado 2 de junio se llevó a la OIT, en el marco de la 105 Conferencia del Trabajo (CIT), se celebró un acto en defensa del derecho a la huelga promovido por CCOO y UGT.
Previamente, el 23 de mayo, tuvo lugar el juicio contra el compañero José Manuel Fernández Galán, de Coca Cola. En una sentencia, cuanto menos sorprendente, Galán fue condenado a seis meses de cárcel y una multa de 5.000 euros. Una sentencia repleta de contradicciones, en la que el fallo del juez resalta la veracidad de los testimonios de los testigos que niegan la agresión de Galán a la policía, pero no los tiene en cuenta. Sin embargo, el fallo del juez destaca que los policías se contradicen y mienten, pero sorprendentemente da valor a su testimonio apoyándose en su “presunción de veracidad”.  Quizás, cosas de las puertas giratorias, el juez se dejó llevar por su reciente pasado político. Es humano que quien fuera director general de Seguridad e Interior bajo la presidencia de Ignacio González en la Comunidad de Madrid, se dejara llevar por el exceso de celo y confianza en el testimonio de dos policías.
Sentencias de este tipo vienen a dar alas a quienes atacan impunemente a sindicalistas. Pocos después, el 8 de junio se producía una agresión a los compañeros y compañeras de Colectividades del Ministerio de Defensa cuando estaban ejerciendo su derecho a manifestación en las puertas de su centro de trabajo.
Hemos ganado batallas judiciales, pero la victoria es acabar con el artículo 315.3 del Código Penal y la ley Mordaza. El actual estado de represión del derecho de manifestación está poniendo en riesgo las movilizaciones y exige que intensifiquemos la presión. Entre las primeras tareas del nuevo Gobierno debe estar en lugar destacado de su agenda derogar estas leyes, nos tendrá movilizados hasta que así sea.




martes, 26 de julio de 2016

Breve balance del curso madrileño (I). Bloqueos, expectativas y cambios sin cambiar lo esencial


La política presupuestaria en la Comunidad de Madrid y ayuntamientos va a ser nuestro objetivo

                Seguiremos exigiendo las medidas urgentes. (@frlorente)

Hemos llegado al final del curso en un indeseable escenario de bloqueo político estatal que llevó a la realización de unas segundas elecciones generales. Durante la campaña electoral, las Comisiones Obreras y UGT exigimos 20 medidas urgentes que se han convertido en plataforma reivindicativa ante el gobierno que se forme. Con todo, el resultado de las elecciones en la Comunidad de Madrid y en la capital debe hacer reflexionar a la izquierda regional. Más aún, observando que la política socioeconómica del PP no ha cambiado, lo que me hace presagiar un conflicto en el debate de los Presupuestos 2017.
Los resultados de las elecciones generales en la Comunidad de Madrid dieron ganador al PP, con 105.000 votos más y dos diputados más en el Congreso, alcanzando los 15 escaños. Estos datos coinciden con las pérdidas de Ciudadanos, con una sangría de 71.000 votos y un escaño menos. El PSOE ha logrado 29.180 votos y un escaño más. Unidos Podemos ha perdido tres escaños y más de 216.000 votos. En la capital, el PP ha cosechado 49.000 votos más, ganando en todos los distritos excepto Vallecas, mientras Ciudadanos pierde 27.000. Por la izquierda, El PSOE mejora en 24.000 votos y Unidos Podemos pierde 107.400.
Con estos datos, la izquierda debe reflexionar seriamente. Pese a las políticas de recortes, la agresión a los derechos y los gravísimos casos de corrupción, el PP sigue siendo el partido más votado de la región. Estos resultados pueden presuponer un fortalecimiento del Gobierno regional, sustentado por una mayoría parlamentaria relativa. Pero el Ejecutivo de Cristina Cifuentes debe leer bien los resultados: avalan los cambios que sin duda ha impulsado, así como la recuperación del diálogo y los consensos en la Comunidad.
Tal como vengo denunciando, la recuperación crea poco empleo y el que crea es precario. Según los datos de la EPA, las personas desempleadas ascienden a 569.400, el 16,8 por ciento. De ellas, 333.700 padecen paro de larga duración y 365.000 no reciben prestaciones. 
Del mismo modo, como evidencia el informe Cartografía de los recortes, que recientemente hemos presentado, entre 2009 y 2014 se ha destrozado el presupuesto de las políticas públicas con un recorte de 2.676 millones de euros. De estos recortes, 1083,3 millones corresponden a Sanidad y 667,3 a Educación

Correción del panorama institucional

En este escenario, un panorama institucional extremadamente negativo al principio ha ido corrigiéndose gracias a la sistematización del trabajo con grupos parlamentarios en la asamblea y municipales en los grandes Ayuntamientos.
Así, con el Gobierno regional, la patronal CEIM y UGT pudimos acordar la Estrategia por el Empleo, dirigida a dar una oportunidad a las personas en paro de larga duración. Toda la estructura sindical de CCOO de Madrid participó en el proceso de negociación y la decisión de firmar se tomó por unanimidad. El documento incluía un diagnostico que suponía el reconocimiento por parte del Gobierno regional de un escenario muy negativo creado por los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González. Además, supone la puesta en marcha de 70 medidas de urgencia con un presupuesto de 650 millones de euros; dos años de vigencia prorrogables y seguimiento con desarrollo y evaluación. También es cierto que las medidas llevan un ritmo lento que estamos denunciando y presionando a la comisión de seguimiento.
Respecto a Madrid capital, un año después de constituido el nuevo Gobierno municipal, se ha constituido el Consejo Local, compuesto por la Alcaldesa, el Presidente CEIM y los Secretarios Generales de CCOO y UGT. Y se ha iniciado la concertación para alcanzar un acuerdo sobre el Plan de Empleo de la Ciudad, con el objetivo de que ya tenga efectos en los presupuestos de 2017. Un acuerdo que también se está impulsando en otros grandes municipios de la región.
Paralelamente, se ha seguido ejecutando el IV Plan Director y se ha iniciado la negociación del V Plan Director para el periodo 2017-2021, una negociación que debe venir acompañada de otras medidas dirigidas a perseguir el fraude en las medidas de prevención y el cumplimiento efectivo de la Ley de Salud Laboral.

Presagio de conflicto

Así pues, se ha recuperado el diálogo social, pero los ejes centrales de la política socioeconómica del PP no han cambiado. Aunque ha habido cambio en talante y algunas políticas cívicas, las líneas centrales de la política económica del PP no han sufrido modificación y hace presagiar un conflicto en el debate de los Presupuestos 2017. El Gobierno regional sigue utilizando su aparato propagandístico sin que realmente se concreten medidas y ejecuten acciones.
Por ejemplo, la evolución de los planes activa no arranca por la escasa voluntad del Ejecutivo. Hemos organizado jornadas sobre sistema productivo y presentado alternativas, pero si no se avanza, tendremos que acompañar al trabajo institucional con medidas de presión. Situación esta que se repite con la política educativa, universitaria y no universitaria. El pacto educativo se retrasa permanentemente, mientras la elaboración de propuestas pivota en la derecha más rancia que impide la participación de los representantes sindicales. Tampoco se posibilita el avance en el pacto en la sanidad, sector en el que, tras lograr que no se privatizaran los hospitales, continúan las listas de esperan y creciendo las partidas destinadas a la sanidad prestada con medios ajenos.
Desde ya, la política presupuestaria en la Comunidad de Madrid y ayuntamientos va a ser nuestro objetivo, sin perder de vista circunstancias que iré desgranando: conflictos que perviven como Coca Cola o Telemadrid; criminalización del derecho del huelga; tragedia de refugiados…, sin olvidar el momento sindical de repensar el sindicato y las conmemoraciones imprescindibles: asesinato de los abogados de Atocha, creación de la interramas y 40 aniversario de la creación de las Comisiones Obreras de Madrid. Mirando al futuro sin perder el retrovisor de nuestra esencia.





jueves, 21 de julio de 2016

Brexit y Madrid: Crear las condiciones para atraer inversiones que generen empleo de calidad

Se requiere algo más que dos autobuses por Londres.
 (FOTO: Comunidad de Madrid)
Tenemos que dejar claro qué empresas van a venir y por qué vienen. No sirven aquellas que fabrican desigualdad, culpables del Brexit

Ya están circulando por Londres dos autobuses turísticos con el lema “London, whatever happens Madrid will be there for you” (Londres, pase lo que pase, Madrid estará ahí para ti). Se trata de una campaña emprendida por la Comunidad de Madrid para acoger a empresas e Instituciones europeas que opten por trasladarse a otras ciudades de la Unión Europea, tras la salida de Gran Bretaña provocada por el Brexit. Recientemente, los sindicatos nos reuníamos con Gobierno regional y empresarios para atraer esas empresas ubicadas en Londres. Ahora bien, desde las Comisiones Obreras estamos a favor de que Madrid  atraiga riqueza, pero no a cualquier precio. Ni nuestra capital, ni nuestra región, pueden caer en la tentación en que se cayó con Eurovegas. El objetivo debe ser crear empleo de calidad.

Actuar con rapidez no debe implicar actuar alocadamente, por lo que es imprescindible ponerse manos a la obra para diseñar una estrategia en la que queden claras las fortalezas y debilidades de Madrid para acoger empresas, ubicadas en Londres, que ven un futuro inseguro tras el brexit y han decidido trasladarse a otra ciudad de la UE. Regiones como Cataluña que ya están trabajando para acoger empresas fundamentalmente asiáticas, también están ampliando el campo al Reino Unido. Y lo mismo sucede con las regiones capitales de Holanda, Francia o en regiones de Alemania. Regiones y zonas con un potente sistema productivo y capacidad industrial y logística.
Una de las debilidades madrileñas es precisamente esa: los gobiernos del PP en los últimos años han desindustrializado nuestra región y han convirtiendo a la capital, simplemente, en un oasis para domiciliar fiscalmente empresas. Por ello, sin prisa pero sin pausa, es el momento de poner en marcha las mesas que acuerden pactos en beneficio de un sistema productivo que genere solidez, futuro y empleo de calidad.
Antes de obrar como buitres a la caza de empresas que huyen de Londres tenemos que dejar claro qué empresas van a venir y por qué vienen, ¿simplemente a poner su domicilio fiscal porque es más barato? Las Comisiones Obreras somos un sindicato tan práctico como internacionalista y no estamos a favor de deslocalizaciones que dejan un reguero de personas sin trabajo en el país de origen y solo se benefician con la nueva relocalización los beneficios empresariales y no los trabajadores del país de acogida. Por eso, hay que hablar con los sindicatos británicos y actuar conjuntamente en la defensa de los derechos de las trabajadoras y los trabajadores.
Tenemos, además, qué dar solución a las miles de personas de nuestro país que trabajan en Gran Bretaña, defendiendo sus derechos laborales y actuando para facilitar su retorno con expectativas de empleo. Por eso estamos ahí, porque la riqueza, el tejido productivo y el empleo de calidad requieren algo más que dos autobuses turísticos merodeando por Londres.


jueves, 14 de julio de 2016

2.676 millones de euros de recorte en Madrid

Con las federaciones de Sanidad, Enseñanza
y Servicios a la Ciudadanía

Madrid, reino del recorte y la privatización


Las Comisiones Obreras de Madrid acabamos de presentar el informe Cartografía de los recortes. El gasto público en la Comunidad de Madrid entre 2009 y 2014. Se trata de un análisis sobre la evolución del gasto público en la región durante el peor periodo de la crisis. Los datos, oficiales y consolidados, demuestran que los recortes que ha padecido la Comunidad de Madrid son demoledores. En este periodo de tiempo el gasto público se ha reducido en  2.676 millones de euros, lo que equivale a 1,4 puntos del PIB regional. Este recorte ha supuesto un deterioro de la calidad de los servicios públicos básicos y de las prestaciones sociales para la mayoría de la ciudadanía.

Los recortes se han centrado en el gasto de personal, en 906 millones de euros, lo que equivale a una reducción de 15.000 puestos de trabajo, de los cuales más de 6.000 corresponden a la sanidad pública madrileña y otros 5.000 a la educación pública, en ambos casos pilares del Estado de Bienestar.

El otro capítulo que ha sufrido los mayores recortes han sido las inversiones (construcción de colegios, centros de salud, mantenimiento de centros de transporte, carreteras…), con una reducción de más de 880 millones de euros.

Recortar en ambos capítulos de gasto es una decisión relativamente fácil de tomar y  sencilla de aplicar, pero a su vez con unos costes enormes a medio y largo plazo. En el caso de la inversión supone dejar de crear riqueza y empleo, además del deterioro que sufren las infraestructuras físicas y sociales ya construidas y  realizadas.

Por áreas de gasto las que más han perdido en términos absolutos han sido: sanidad, 1.038 millones de euros; educación, 667 millones de euros; infraestructuras (incluidos los transportes), 502 millones de euros; y el  fomento del empleo, 226 millones de euros.

Pero al mismo tiempo que se recortaba el gasto público, se aumentaba el gasto en externalizaciones y privatizaciones,  hasta un 95 % en el caso de la sanidad y un 30 % en la educación. Por tanto, en la Comunidad de Madrid -entre 2009 y 2014- se ha  producido un trasvase de dinero público al beneficio del sector privado, no mejorando las prestaciones realizadas desde la gestión pública, sino al contrario con un deterioro de las mismas.

Los datos también verifican el abandono total de las políticas de empleo, con una  reducción del 50 %,  y de las que promueven el cambio de modelo productivo, que en su conjunto se han reducido el 31 %, con caídas de las  políticas industriales y energéticas del 80 % o del I+D+i en un 50 %.

Y a la vez, en el mismo periodo,  el pago de deuda pública se incrementaba en más de  3.323 millones de euros, que  en términos porcentuales representaba un 266,23 %. Mientras, los regalos fiscales a las mayores rentas y patrimonios, suponían detraer de las arcas regionales casi 3.000 millones anuales.

Todos estos datos nos dan una fotografía de la realidad socioeconómica de la región,  que desde CCOO de Madrid creemos que ha y que comenzar a corregir en los presupuestos regionales de 2017, por ello haremos propuestas concretas a los partidos de la Asamblea de Madrid.

Elaboración propia sobre datos SGCAL. En millones de euros

sábado, 9 de julio de 2016

Cruz, 16: el primer despacho laboralista. El nacimiento de la abogacía democrática en la dictadura

Hace pocas fechas participé en un acto organizado conjuntamente por el Colegio de Abogados de Madrid y la Fundación Abogados de Atocha. Un acto que supone el pistoletazo de salida de los actos conmemorativos del 40 aniversario de los asesinatos de los abogados de Atocha en la trágica noche del 24 de enero de 1977. Son eventos imprescindibles para recuperar una memoria que nos han querido robar y también levantar ese oscuro manto de la desmemoria contra el que tenemos que combatir. En la jornada del Colegio de Abogados de Madrid se presentó un libro breve, elocuente e intenso en que se narra la historia del primer despacho de abogados laboralistas nacido en Madrid en 1965, Cruz 16.

Desde la izquierda y desde las Comisiones Obreras no podemos obviar la complicidad con el Colegio de Abogados de Madrid. No podemos olvidar que en aquellos terribles días de enero de 1977, el decano, Pedrol Ríus, se plantó frente al franquismo que pervivía sin Franco y decretó organizar la capilla ardiente de los abogados asesinados en Atocha en el Colegio de Abogados. De allí saldría el cortejo fúnebre en uno de los momentos fundamentales de la Transición. Esa complicidad del Colegio de Abogados pervive en la actualidad como demuestra su deseo por mantener viva la memoria de los abogados de Atocha.
El despacho de Atocha, como otros, era hijo del creado en diciembre de 1965 por Antonio Montesinos, María Luisa Suárez, Pepe Jiménez de Parga, José Esteban y Antonio Montesinos. En los años 50 del siglo pasado era muy complicado ejercer la abogacía. No era tan extraño en aquellos días que terminaran en prisión los reos y sus abogados.
Siempre hubo alguien que mantuvo la antorcha de la defensa de los más desfavorecidos. Nombres que aparecen en Cruz, 16, como Matilde Landa, Ortiz Ricol, Ambrosio Valcárcel…, personas con quien tenemos una deuda impagable.
Los letrados del Sindicato Vertical franquista estaban en las antípodas de la honestidad y profesionalidad de tantos abogados y abogadas dispuestos a defender trabajadores. La cobertura del Vertical era algo inviable y, poco a poco, con la actividad permanente del PCE y las nacientes Comisiones Obreras hubo que consolidar la defensa de los trabajadores, algo que espontáneamente se convirtió también en lucha contra la opresión franquista.

Espacios de libertad

Y es que, tal como se narra en el libro, el despacho de la calle Cruz se convertiría en un espacio de libertad, al igual que ocurriría con los despachos posteriores. Un espacio que era una necesidad social y política porque en ellos se despachaban no sólo asuntos laborales, sino también asuntos vecinales en un momento en que Madrid, con 75.000 chabolas y un millón de inmigrantes, era el reino de la especulación urbanística en una España subdesarrollada. En aquellos espacios de libertad se generó una complicidad, una unidad insospechada entre obreros y abogados. Eran lugares de igualdad en los que todo el mundo cobraba lo mismo y que además eran auténticas escuelas de prácticas en Derecho del Trabajo para jóvenes recién licenciados, en muchas ocasiones provenientes de familias que ganaron la guerra civil.
El éxito del despacho de Cruz, 16 y posteriores fue indiscutible y supusieron una fuerza de vanguardia en la lucha contra el franquismo. En ellos, el ambiente de trabajo se basaba en el equipo. Se repartían labores, se delegaba, eran trabajadores todoterreno de la justicia que lo mismo atendían problemas laborales, como penales, como familiares… Lo triste es que en este duro presente de leyes mordaza y criminalización del sindicalismo, los abogados laboralistas se ven obligados a volver a pleitos penales.
Cruz, 16 es un libro recomendable escrito por Irene Díaz, José Gómez y Rubén Vega, que se puede adquirir en la Fundación Abogados de Atocha. Un libro contra la desmemoria que busca un futuro mejor.





viernes, 1 de julio de 2016

Orgullo LGTBI: nadie puede decretar sobre los sentimientos.


Las CCOO estaremos mañana en Atocha por la libertad y contra la discriminación y la homofobia. Y todos los días en los centros de trabajo combatiendo los escenarios de violencia y acoso materializados en ambientes laborales hostiles, humillaciones, burlas…


Aún resuena el ruido de la matanza xenófoba de Orlando que acabó con la vida de 50 personas. Frente a la intolerancia, la mejor respuesta son banderas arcoíris y música; por eso el sábado Madrid se vestirá de color, de festividad, de orgullo. Madrid, volverá a ser capital de la tolerancia y cientos de miles de personas reivindicarán su derecho a tener su propia identidad. Esta semana conmemoramos y hacemos especial hincapié en los derechos de las personas LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales) en un momento de resurgir de la violencia contra estas personas.

Tal como recordaba recientemente en la jornada sobre prevención de las violencias contra personas LGTBI organizada por CCOO de Madrid, las Comisiones Obreras llevamos catorce años participando de forma organizada en la gran manifestación del Orgullo. A aquella primera convocatoria de 2002 acudimos tras la Huelga General del 20 de junio, provocada por los recortes en las prestaciones por desempleo del Gobierno de Aznar, una huelga que contó con el apoyo del movimiento LGTB.

Durante los años 90 fuimos tomando conciencia sobre la igualdad de género y ya entrado el siglo XXI hemos dado el salto en el compromiso con la igualdad de trato y no discriminación por razones afectivo sexuales. La actividad reivindicativa y pedagógica, la firmeza y la valentía del movimiento LGTBI  han removido nuestras conciencias porque nadie puede decretar sobre los sentimientos.

Aunque el compromiso sindical es claro, cierto y demostrable, no podemos sentirnos satisfechos. Los avances legales no son garantía de igualdad real y el contexto laboral, las empresas, con un claro ejemplo de esta situación. Los centros de trabajo son instrumentos imprescindibles para construir igualdad pero, a la vez, son un reflejo claro de la sociedad y un espacio propicio para la discriminación. El ámbito laboral, por tanto, no es ajeno, aunque sea de forma más sutil, a escenarios de violencia y acoso materializados en ambientes laborales hostiles, humillaciones, burlas, etcétera. Estamos comprometidos y en nuestras propuestas de negociación colectiva y planes de trabajo de acción sindical, la no discriminación y la igualdad de trato son apartados centrales.

El ultraliberalismo y su gestión liberticida y discriminatoria de la crisis están teniendo efectos perversos. El cambio de modelo, con trasfondo de fobia a las personas LGTBI, ha abierto espacios de discriminación que suponen un alarmante retroceso en derechos y libertades. Es tan grave como trágico el aumento de los delitos de odio que viene sufriendo el colectivo LGTBI. Para CCOO los delitos de odio son la muestra repugnante y violenta de la discriminación que sufren estas personas. La violencia tiene diferentes caras, versiones, como un calidoscopio, expresándose de forma preocupante en diversos contextos como el familiar, el educativo, el social…, y evidentemente en el contexto laboral.

Estamos en las puertas de la convocatoria del 11º Congreso y nos encontramos en un proceso profundo de revisión de nuestras formas. En este escenario, entendemos que la clase trabajadora que mantiene unos intereses y valores básicos comunes, es cada vez más heterogénea, está más desmembrada, es más diversa y, sobre todo, ha tomado conciencia que junto a la organización colectiva hay que respetar escrupulosamente los derechos de las personas y ser beligerantes con su libertad y  contra  la discriminación y las situaciones de maltrato que conlleva. Ese es nuestro empeño en la actualidad, por eso, nos vemos este sábado, 2 de julio en la gran manifestación del Orgullo a las 18:30 en Atocha.



martes, 28 de junio de 2016

Una mala noticia para trabajadores y trabajadoras de Madrid. Se frustró el Gobierno de cambio y sigue la inestabilidad política



Se han celebrado las segundas elecciones generales y el resultado no ha podido ser peor para los intereses de la mayoría de trabajadoras y trabajadores.El resultado de los comicios es una mala noticia porque el Partido Popular ha sido el vencedor, máxime cuando este partido ha sido el que ha provocado e impulsado con sus políticas las rebajas de sus salarios y de sus condiciones laborales. Además, ha recortado pilares fundamentales del Estado de Bienestar como la sanidad, la educación y servicios sociales como la dependencia. Asimismo ha impuesto leyes tan anti democráticas como la Ley Mordaza o la persecución de sindicalistas por ejercer el derecho de huelga


A nivel estatal, el Partido Popular, respecto a diciembre de 2015, ha mejorado sus resultados  en 14 diputados y más de 669.220 votos, mientras que el resto de partidos estatales han perdido votos y diputados. Comparado con las elecciones 2011 ha perdido 3.000.000 de votos y sigue sin tener mayoría para formar gobierno.

Evidentemente el voto de derechas se ha reagrupado en el Partido Popular a costa de Ciudadanos, UPyD e, incluso VOX. Por el contrario, el voto a las opciones de izquierda se ha quedado en casa, más de 1,2 millones de votos, viéndose reflejado en una abstención de más del 30 por ciento.

En el caso de la Comunidad de Madrid, la abstención ha sido algo menor, del 25,7 por ciento, pero igualmente el Partido Popular ha sido el ganador, con dos diputados más, logrando 15 escaños y 105.000 votos más. Ha crecido a costa de Ciudadanos, que pierde un diputado y 71.000 votos, y UPyD que ha perdido 28.000 votos. Ha sido una recomposición del voto de derechas, no ha habido incremento.

Mientras, en los partidos de izquierdas, el PSOE gana un diputado y 29.180 votos y la coalición Unidos Podemos pierde tres escaños y más de 216.000 votos, que al igual que a nivel nacional se han ido a la abstención.

En el caso de la capital la abstención ha sido del 26,2 por ciento, pero igualmente el Partido Popular mejora 4,2 puntos en votos hasta el 40 por ciento, traducido en 49.000 votos más. Por otra parte, la coalición Unidos Podemos pierde 107.400 votos y 5,5 puntos, el PSOE mejora en 24.000 votos y 2,3 puntos, mientras Ciudadanos pierde 27.000 votos y baja un 0,8 por ciento.

Estos datos deben de hacer reflexionar a la izquierda madrileña que pese a las políticas del Partido Popular y sus gravísimos casos de corrupción, recortes y reformas antisociales,  aún continúa siendo el partido más votado en la región. Asimismo, el movimiento sindical debe analizar con rigor y acertar con la acción sindical y sociopolítica en este contexto tan negativo.


Mientras, desde CCOO Madrid, continuaremos en la defensa de  los derechos de los trabajadores no sólo en el ámbito laboral, sino también en la defensa de los servicios públicos, fundamentales para hacer una sociedad igualitaria, y para ello son necesarias políticas que pongan fin a la austeridad e impulse el empleo de calidad, para garantizar  el bienestar social, a los trabajadores y trabajadoras.

viernes, 24 de junio de 2016

Fuenla, de precaria ciudad dormitorio a ciudad para vivir. 40 años de la Unión Local de CCOO


Estamos conmemorando estos días, la creación de la primera Comisión Obrera y la primera Comisión Ejecutiva de la Unión Local de Fuenlabrada de CCOO. La lucha, la pelea y la reivindicación del movimiento obrero en alianza con  el movimiento vecinal  transformaron a Fuenlabrada de ciudad dormitorio en ciudad para vivir. Las ciudades del sur en los negros años del franquismo eran barrizales que padecían el impero de la especulación urbanística. Maltrechas camionetas” masificadas eran el medio de transporte. Los centros educativos y sanitarios no podían absorber la llegada masiva de andaluces, extremeños, castellanos, cántabros…, que huían del hambre y, no en pocas ocasiones,  de la persecución policial.

El desarraigo de aquellas personas emigrantes contribuyó a la toma de conciencia política y social. En ese contexto los trabajadores y trabajadoras construyen el movimiento sindical de las CCOO. Y aprovechan todas las posibilidades de organización social como las asociaciones de vecinos, las asociaciones de padres y madres de alumnos, incluso las casas regionales, siendo decisivas para combatir la especulación, las injusticias y transformar las ciudades. Fuenlabrada conoce su explosión demográfica en los años  comprendidos entre 1976 y 1981. En este lustro el incremento es del 325,5%, con una tasa anual del 62,21%, la mayor de toda la región.

A Fuenlabrada nadie le ha regalado nada. En los años negros de la dictadura la reivindicación por las condiciones de vida y las libertades fue protagonizada por CCOO y la oposición política al régimen encabezada por el PCE. Lo demuestra la actuación de la Unión Local que refleja la publicación del Unidad Obrera en 1976, el mismo año que habían vuelto a detener a Marcelino Camacho. 

Posteriormente, el sindicalismo de clase y toda la izquierda política una vez alcanzada la democracia lideró las luchas, manifestaciones o los encierros que trajeron unas condiciones dignas. El tercermundismo se transformó en universidades, hospitales. Los niños que maljugaban al fútbol en aquellos barrizales hoy cuentan con equipos en primera división o con un equipo de básquet que, entendiendo el deporte desde la base y poco presupuesto, ya es un clásico de la ACB. El desarraigo no ha arraigado en Fuenlabrada y hoy hay orgullo de ser de Fuenla.

En el sur comienzan los grandes desarrollos de vivienda residencial pero sin ningún planeamiento ni control, sino que todo obedece a intereses económicos de los promotores, que encuentran la complicidad o al menos la pasividad de las autoridades municipales del momento. Las licencias para construir en suelo rústicos se extienden en los municipios del Sur y Este de Madrid como la pólvora. Aunque a veces ni tan siquiera existen tales licencias, dado que tampoco existen Planes Generales de Ordenación Urbana. En Fuenlabrada, el boom de la vivienda se da entre 1971 y 1978 con unas 45.000 viviendas, muchas de ellas construidas en medio del campo, o sea, de la nada.

La economía de Fuenlabrada,  pasó  de ser predominantemente agrícola, en los años 60,  a contar con numerosos polígonos industriales (Cobo Calleja, Sonsoles o El Palomo)  sobre todo a partir de la década de los 70, con un gran número de pequeña y mediana empresa industrial de la madera, plástico, y auxiliares de otras más grandes, aunque ahora se han  producido muchos cierres. El más grave, menos justificado y, gracias a la lucha sindical, frenado, es el intento de cierre de la planta de Coca Cola. Una empresa que se comenzó  a construir en  1978  e inauguró  en  1980, con 110.000 metros cuadrados, como Compañía Castellana de Bebidas Gaseosas (Casbega).

Fuenlabrada siempre ha sido lugar de encuentros, consensos y acuerdos. Desde 1979, se vienen pactando gobiernos de izquierdas. Gobiernos que siguen manteniendo la participación ciudadana como eje fundamental. Gobiernos con memoria que han llevado al callejero a los nuestros, a los Abogados de Atocha y además a Javier Sauquillo, muy ligado a esta ciudad.

domingo, 19 de junio de 2016

El 20J a la calle por las personas refugiadas #RefugioPorDerecho


La política de la UE que está convirtiendo el Mar Mediterráneo en una inmensa fosa común, nos empuja a las calles para forzar a los gobiernos a que cumplan la legislación internacional sobre asilo y refugiados.


Sindicalistas, políticos de izquierdas, artistas, periodistas por los refugiados. @frlorentea


La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que a partir de 2001, el 20 de junio se celebrara el  Día Mundial del Refugiado. Una fecha, que hoy más que nunca no es de celebración, sino de lucha solidaria internacional. El inmoral acuerdo de la vergüenza rubricado entre la Unión Europea y Turquía, que está convirtiendo el Mar Mediterráneo en una inmensa fosa común, nos empuja a las calles para forzar a los gobiernos a que cumpla la legislación internacional sobre asilo y refugiados. En esa movilización internacionalista, el sindicalismo de clase, con las Comisiones Obreras está en la vanguardia agitando conciencias y llamando a la clase trabajadora a la manifestación del día 20 de junio, a las siete de la tarde, entre las madrileñas plazas de Ópera y Sol.

El pasado 14 de junio en un multitudinario acto organizado por sindicatos, mundo de las artes, la cultura y la comunicación, Rosa León interpretó un tema que hacía muchos años no cantaba, Al alba. Este tema fue compuesto por Luis Eduardo Aute en 1975, como un alegato contra la pena de muerte y una proclama a la libertad en los días previos a los últimos fusilamientos del franquismo. Lo trágico es que continúe manteniendo vigencia.

Y es que la tragedia, con Siria como fondo, no tiene límites. Según ACNUR, sesenta millones de personas buscan refugio en el mundo; cada día, 42.000 personas tienen que desplazarse por conflictos; en Siria hay 4,8 millones de refugiados que buscan protección fuera del país, el 96 por ciento en países limítrofes: Líbano, Jordania, Turquía, Irak, y Egipto. Dentro del propio país hay doce millones que necesitan ayuda humanitaria, siendo la mitad desplazados.

Como nos suele ocurrir, no somos conscientes de que detrás de las cifras hay personas, tragedias humanas como las que vivimos en nuestro país tras la guerra civil, algo que no nos queda tan lejano. Nos echamos las manos a la cabeza por la llegada de pateras con decenas de personas; nos asustamos por acoger a 16.000 personas (en el Bernabéu caben más de 80.000), pero no somos conscientes de que países sin recursos como Líbano acoge a tres millones de personas refugiadas. Es como si en España llegaran 13 millones de personas.

La solidaridad internacional y la movilización ciudadana son más necesarias que nunca. En ese Mar Mediterráneo de cruceros y yates han muerto ya más de 25.000 personas en los últimos 15 años, pero la sensibilidad sólo nos llega a golpe de la inmediatez, de alguna imagen de cadáveres de niños en alguna playa de la zona.

Lo fundamental es parar la muerte, la enfermedad, el hambre, la falta de condiciones humanas; pero además, nadie se cree que la Unión Europea no pueda acoger un 0,2 por ciento más de población. Por el contrario, Europa envejece mucho y a gran velocidad, por lo que la llegada de nuevos habitantes jóvenes es necesaria como agua de mayo para asegurar pensiones, Seguridad Social y Estado de bienestar en un futuro no tan lejano.

Los gobernantes europeos se están echando en manos de la xenofobia y el ultraderechismo sembrado en los últimos tiempos. A las mentes más cerriles tenemos que hacer entender que la gente no se mete en una barca para atravesar el mar jugándose la vida por gusto. Se huye, desesperadamente, de las bombas, el terror, la muerte. Tienen que sentir, parafraseando al poeta  García Montero, que “los niños refugiados muertos transportan en sus brazos el cadáver de Europa”

Este 20 de junio, la gran manifestación #RefugioPorDerecho, coincide con la campaña electoral en nuestro país. Es el momento también de forzar a candidatos y candidatas a que se cumpla el punto 19 de las veinte actuaciones urgentes propuestas por CCOO y UGT que bajo el epígrafe Defender una Unión Europea social y respetuosa con los derechos humanos, exige que “España denuncie y retire su respaldo al Acuerdo entre Unión Europea y Turquía”.
Manifiesto 20J Día Mundial del Refugiado, aquí:

Resolución del 4 de diciembre de 2000, en la que declaraba el 20 de junio Día Mundial del Refugiado, aquí
Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, aquí:

VIDEO sobre el acto del 14 de junio, aquí

miércoles, 15 de junio de 2016

Radiografía de un atropello a las personas en paro

El carro de Heno. El Bosco (alegoria de  la avaricia)
La situación es muy grave. Cientos de miles de personas paradas no pueden esperar y exigen, también en su desesperación, reformas inmediatas

Cada año, las Comisiones Obreras de Madrid presentamos un análisis sobre las prestaciones por desempleo. Y cada año los resultados son dramáticos porque detrás de cada cifra hay personas padeciendo tragedias familiares que en muchos casos llevan a la exclusión. El dato en la Comunidad de Madrid es contundente: más de 275.000 personas desempleadas demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), no cobran ningún tipo de prestación; una cifra que se eleva a más de 365.000 si tomamos como referencia la Encuesta de Población Activa (EPA). La situación es muy  grave, requiere cambios rotundos y urgentes. El 26 de junio habrá que votar aquellas propuestas más sensibles con parados y jubilados que con grandes fortunas.

La Comunidad de Madrid se ha venido caracterizando por tener una tasa de protección a las personas desempleadas menor que la del resto del Estado. En este contexto, la tasa de cobertura del sistema de protección al desempleo ha caído más de 24 puntos con relación a 2009, una caída equivalente al 31, 5 por ciento. Nuestra región padece una trágica ecuación: cuanto menos personas desempleadas, más personas están sin protección. 

Además, el paro de nuestra comunidad ya está cronificado y el empleo que se genera es de tan mala calidad que ni tan  siquiera tienen acceso a él aquellas personas que padecen paro de larga duración. Pero también los gobiernos y políticas ultraliberales nos han llevado a una paradoja de insolidaridad. Mientras la economía abandona la senda de la recesión, nos encontramos con 90.000 personas más en paro, pero sin prestación.

Otro dato tan destacable como sangrante es  que ni las reformas laborales ni el austericidio a que nos han sometido, han conseguido crear empleo, y mucho menos, de calidad. Sin embargo, se ha continuado recortando en la cuantía de las prestaciones por desempleo. Trabajadores, pensionistas y parados somos quienes contribuimos a equilibrar las cuentas de este país, mientras las rentas más altas se van de rositas con una política fiscal que blinda sus fortunas. Tan sólo en  la Comunidad de Madrid, los gobiernos regionales del PP ha regalado a los más ricos 1.800 millones de euros evitándoles pagar el impuesto de patrimonio.

Cambio necesario

La injusticia es tal, que para paliar el déficit de este país, cada parado ha contribuido con 172 euros mensuales. En tres años, Mariano Rajoy ha esquilmado 1.700 millones de euros a las paradas y parados de Madrid.

Ante estas desigualdades tan brutales, las cosas deberían cambiar radicalmente. Y el cambio debe venir por atender a las 20 propuestas realizadas por CCOO y UGT ante las elecciones generales del 26 de junio. En ellas, el punto 5 es claro: reforzar las políticas activas de empleo y extender el sistema de protección por desempleo.

La situación es muy grave. Cientos de miles de personas paradas no pueden esperar y exigen, también en su desesperación, reformas inmediatas. Ningún trabajador puede estar sin protección y sin formación. Es indispensable que el nuevo Parlamento tenga un mínimo de sensibilidad y, con carácter urgente, tramite una ley de Prestación de Ingresos Mínimos como 700.000 personas han reclamado a través de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida por CCOO y UGT. El país está generando riqueza y pueden abordarse los problemas. Lo inviable es mantener una situación tan nefasta como la actual.

El informe completo, pinchando aquí.

La información sobre la presentación del informe, aquí.

Las 20 actuaciones urgentes propuestas por CCOO y UGT , aquí.




domingo, 12 de junio de 2016

Un año de Gobierno Carmena, arranca el Consejo Local con el Plan de Empleo como objetivo inmediato


Constitución del Pacto Local. Foto @frlorente
Ha sido un año de cambios positivos para la capital, pero persisten algunas deficiencias importantes

Hace un año, en este mismo blog escribía sobre la elección como alcaldesa de  Manuela Carmena en los siguientes términos: "su elección como alcaldesa, además de las expectativas ilusionantes generadas, es para muchos un acto de justicia histórica que han ejecutado los madrileños y las madrileñas con su voto. Así lo sentimos desde las Comisiones Obreras." En esa misma entrada reclamaba la necesidad de activar los mecanismos  de concertación social que ya existían en el Ayuntamiento de Madrid, como el Consejo Local para el Empleo y el Desarrollo. Por ello, su constitución el pasado 8 de junio, a pesar del retraso, supone una buena noticia para el impulso del dialogo social.

El Consejo Local para el Empleo es una herramienta de concertación con los agentes sociales, patronal y sindicatos, en el necesario cambio de políticas para resolver el  problema de empleo, así como para mejorar la  calidad de los servicios públicos municipales que padece la ciudad de Madrid, después de cinco lustros del gobierno del Partido Popular.

En este primer año de gobierno de Carmena, se ha producido un cambio en las políticas del Ayuntamiento de Madrid con logros importantes como el cambio de tendencia del presupuesto. Por ejemplo, tras muchos años de recortes, el gasto social se ha incrementado en un 24 por ciento en partidas tan importantes como la asistencia domiciliaria. En este caso, ha aumentado el número de beneficiarios y desaparecido el copago.

Además, se han incrementado  las inversiones públicas en un 68 por ciento después de años de continuas caídas; se ha modificado la Operación Chamartín, que en sus orígenes tenía un marcado carácter especulativo; se aplicó por primera vez el protocolo de tráfico contra la contaminación atmosférica; se ha decidido la inclusión de cláusulas sociales en los pliegos de condiciones para la adjudicación de los servicios municipales externalizados. Así, la valoración económica no es la determinante para adjudicar un servicio como venía ocurriendo  con los contratos integrales.

Deficiencias evidentes
Sin embargo, pese a estos logros, Madrid continúa con deficiencias evidentes que no han sido resueltas. En este capítulo incluiría la limpieza viaria, donde aún no se ha recuperado el empleo perdido a consecuencia de los ERES y ERTES realizados, lo que influye decisivamente en la suciedad de la ciudad. En materia de empleo público no se ha recuperado ninguno de los 2.600 empleos municipales perdidos. Tampoco  el instrumento para el impulso de la creación de empleo, la Agencia para el Empleo, ha recuperado su papel, pese a que tenemos  202.000 parados en la ciudad. Pese a reducirse el número de desahucios, estos aún continúan produciéndose: 1.016 en el primer trimestre de este año. Por último, destacaría como sombras de este año, que el desequilibrio territorial y social  entre los diferentes barrios continúa siendo una realidad.

Evidentemente hay materias que están arrancando como políticas culturales, memoria histórica, Madrid Decide, fórmulas de comunicación…, pero volveré al principio y destacaré el importante avance que en mi opinión supone la constitución del Consejo Local de la Ciudad de Madrid para su desarrollo económico y el empleo. Una reivindicación que, como reclamábamos hace un año, supone un impulso al diálogo social (Ayuntamiento, CEIM, UGT y CCOO)  y es un instrumento fundamental para alcanzar los logros y retos aún pendientes. Una de las primeras tareas que no admite más retrasos debe ser el Plan de Empleo de la Ciudad de Madrid. La adopción de medidas contra el paro de larga duración y la creación de empleo, que debe ser “de calidad” y que debe venir del trabajo que se haga en favor de un nuevo modelo productivo.

Para saber más sobre el Consejo Local. Pincha aquí  

Sobre clausulas sociales, pincha aquí

VIDEO, Carmena con Ejecutiva CCOO, aquí