miércoles, 28 de septiembre de 2016

En el Día del Turismo, ¡no a la precariedad!



Hoy, 27 de septiembre se ha conmemorado en todo el mundo el Día del Turismo desde 1980. Una conmemoración auspiciada por la OMT (Organización Mundial del Turismo), organismo internacional vinculado a las Naciones Unidas desde 1976, cuya sede esté en Madrid. Desde Comisiones Obreras queremos que esta jornada no sólo sea de conmemoración, sino también de reivindicación, por ello, nos hemos movilizado  junto a UGT en todo el Estado. En Madrid, la cita fue en la plaza de los Cubos a las 17:30, desde donde se partirá  hasta la calle Princesa, 25, sede de la patronal del turismo.

“Turismo para todos: promover la accesibilidad universal”, es el lema adoptado para este año por la OMT. Como no puede ser de otra manera asumimos dicho lema, pero también quiero llamar la atención sobre la desigualdad de rentas que impide que ni todos los españoles, ni todos los madrileños tengan derecho a hacer turismo.

Desde CCOO queremos mostrar la “cara B” del turismo: la precariedad entre las personas que trabajan en el sector turístico y el poco empleo que se genera a pesar de las cifras que se generan. Así, mientras se han incrementado en 100 millones de euros el beneficio hotelero en la Comunidad de Madrid, sólo se han creado 330 nuevos puestos de trabajo, el 90 por ciento de ellos, temporales.

Sin duda, la precariedad del sector es terrible. En la región de Madrid, de cada diez trabajadores, cuatro son temporales. Y a esta temporalidad hay que sumar una mayor precariedad con medias jornadas, jornadas discontinuas, etcétera. En este contexto tenemos que denunciar los procesos de externalización y subcontratación en subsectores como el de” camareras de piso”, donde no se aplican  los convenios y los salarios son hasta un 40 por ciento inferiores a lo que marca la ley. Pero además de la pérdida de derechos de las trabajadoras, este desorden laboral  influye decisivamente en la calidad del servicio que se ofrece.

Aunque muy por debajo de la media nacional, en Madrid han mejorado notablemente las cifras del turismo, especialmente en la capital. Por ello, no es de recibo el maltrato que reciben las personas que trabajan en este sector. El crecimiento del turismo puede hacerse desde la base de un empleo de calidad.

Por el contrario, a la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, se le ocurre un plan de turismo en el que obvia el empleo. Un plan que no acuerda ni con sindicatos, no con la propia CEIM. No es el momento de ocurrencias, es el momento de pactar necesarios planes de Turismo, “con fundamento”, como diría el cocinero, Carlos Aguiñano.



domingo, 25 de septiembre de 2016

Servicios jurídicos de @CCOO, herederos de los #AbogadodeAtocha, comprometidos con la defensa de los derechos laborales y sociales.


Enrique Lillo informa juicio ERE CocaCola.
Las Comisiones Obreras de Madrid hemos realizado las Primeras Jornadas Jurídicas en las que todas las personas relacionadas con los servicios jurídicos del sindicato en Madrid han dialogado sobre novedades legislativas que afectan de manera directa al mundo laboral. Sin duda, CCOO tiene la mejor asesoría jurídica, envidia de cualquier organización.  Como herederas de los Abogados de Atocha, la responsabilidad de todas las personas involucradas en nuestros servicios jurídicos es muy grande. El prestigio ganado en cada pleito y la fortaleza de las siglas CCOO es su mejor tarjeta de visita.

En el escenario de “repensar el sindicato”, previo a los congresos que están por venir, ya sabemos que la afiliación de CCOO da un gran valor a las asesorías del sindicato. A nadie se le escapa que estamos ganando juicios muy importantes; unos con gran proyección pública, otros desconocidos por la gran mayoría.

Los servicios jurídicos actuales, al igual que en su día los abogados de Atocha, pelean por derechos laborales y sindicales que vuelven a estar en entredicho, como el derecho de huelga o el derecho de manifestación.

La democracia, que cada día está sufriendo un mayor debilitamiento, requiere de abogados, abogadas, asesores, asesoras con un firme compromiso. El trasiego de las asesorías del sindicato es la mejor encuesta que se puede tener sobre la situación laboral en tiempo real, pero como en los tiempos de la transición, el retroceso en pérdida de derechos está llevando a nuestra gente en los servicios jurídicos a ir más allá de asuntos laborales. 

El próximo año se conmemorará el 40 aniversario de los asesinatos de los Abogados de Atocha. El eco de su voz no se debilita por nuestro empeño de no desmemoriar a este país, pero también porque el trabajo que iniciaron en tiempos de sangre y plomo hoy lo mantienen los servicios jurídicos de CCOO. El compromiso es continuar fortaleciendo este valor del sindicato dotándole de mayor coordinación, eficacia y eficiencia y continuar siendo un referente en los juzgados y en la sociedad.




jueves, 22 de septiembre de 2016

Día sin coches y atascos apoteósicos

Cada 22 de septiembre, Día sin coches, me pregunto desde al menos hace tres lustros, si avanzamos algo en esto de planificar la movilidad de una forma sostenibleen Madrid. Me pregunto si progresamos en este asunto fundamental más allá de la propaganda institucional. Este año, en el contexto de la nefasta planificación de la movilidad en nuestra región hay que destacar que los accidentes in itinere han crecido casi el doble que el año pasado. Por eso tenemos que exigir soluciones. De ello hemos hablado y debatido hoy en una jornada en CCOO de Madrid con un epígrafe contundente: “Movilidad inteligente, economía fuerte, sociedad inclusiva”.

La Comunidad de Madrid tiene un problema muy serio con la movilidad. La recuperación económica nos ha devuelto al permanente atasco. Atascos que son apoteósicos en los días de lluvia e incluso, colmo de la paradoja, en tal jornada como hoy: el Día sin coches.

Las administraciones (estado, comunidad, ayuntamientos) en vez de planificar y promover una ley de movilidad se tiran los atascos a la cabeza unas a otras. La Comunidad de Madrid decidió en su día crear unas autopistas radiales de pago cuyo único sentido era llegar más rápido al atasco. Evidentemente son autopistas fantasmas. 

En esta línea se ha ido creando nuestra Comunidad. Tuvimos la oportunidad de construir una región sostenible con una movilidad eficiente y eficaz, pero hemos sido víctimas de unos gobiernos que han propiciado un desarrollo anárquico y sin planificación, algo típico del neoliberalismo que únicamente piensa en las campañas electorales y complicidad con las cuentas de resultados de las poderosas amistades.

Desigualdad
Este ultracapitalismo que lo ha invadido todo en los últimos tiempos y que nos llevó a una crisis dramática ha alentado la desigualdad en todos los ámbitos y también en el transporte.  No se ha fomentado la “normalidad” de utilizar el transporte público. Los poderes alentaban ideas fuerza del tipo: “si en vez de usar tu coche usas el Metro es porque eres pobre”. 

Las infraestructuras de transporte han aumentado los desequilibrios y la brecha entre Norte y SurHay zonas sobredimensionadas con transporte público y “zonas oscuras”, muy mal comunicadas. No existe un plan de construcción de aparcamientos públicos en las estaciones de Cercanías. No se favorece, salvo la entrada por la A-6, el uso del autobús con carriles bus. Hay que planificar la movilidad a polígonos industriales y centros de trabajo. Hay que racionalizar un Metro que parece enfadado con el Metrosur, con quien sólo une una conexión.

Es cierto que ha habido algunos avances en asuntos como la contaminaciónLos coches y los autobuses contaminan menos que hace unos años, pero los coches, su uso y abuso siguen siendo el gran problema y la solución no es sólo alentar el uso de la bicicleta. Las dificultades son muchas, pero seguiremos insistiendo en la necesidad de cambiar el modelo de región con un verdadero plan estratégico.


Otoño de lucha contra los tratados de libre comercio. #niCETAniTTIP


Tenemos que impedir que el próximo viernes  23 de septiembre, los ministros de Comercio de los países miembros de la Unión Europea sellen en Bratislava (Eslovaquia) los últimos detalles sobre cómo llevar a la práctica los acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y Canadá: TTIP (Tratado de Comercio e Inversiones) y CETA (Comprehensive Trade and Economic Agreement), respectivamente. Desde Comisiones Obreras venimos movilizándonos ante este atropello desde que, a pesar de la opacidad, hubo noticia de estos acuerdos. Ayer, convocados por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y junto a UGT, hemos estado en Madrid concentrándonos frente a la delegación de la Comisión Europea, donde hemos entregado una misiva dirigida al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.

Al término de la reunión con el representante de la Comisión Europea en Madrid, he salido más convencido de nuestro rechazo a estos tratados. Durante el mes de octubre, los 28 parlamentos europeos, incluido el británico votarán estos acuerdos sin haber debatido. La consumación llegará por parte del Parlamento Europeo con su posterior aprobación definitiva. Por eso vamos a participar intensamente en la campaña de Otoño de resistencia, que se desarrollará entre los días 8 y 15 de octubre.
A Junker, en la carta que le hemos dirigido, le explicamos que hay que paralizar las negociaciones y que no pueden ratificarse estos acuerdos. Contra estos acuerdos estamos radicalmente en contra por su contenido, pero también por la forma en la que quieren sacarlos adelante. Unas formas más propias del oscurantismo medieval que de democracias occidentales. La opacidad absoluta ha sido la protagonista de las negociaciones, por eso exigimos un debate transparente sobre acuerdos comerciales.
Las razones de fondo por las que somos contrarios al TTIP y al CETA son de sobra conocidas porque su objetivo es modificar la regulación existente sobre negociación colectiva, privatización de servicios públicos, control sanitario de productos, estándares medioambientales, propiedad intelectual…, todo ello para favorecer a las grandes multinacionales.
Los tratados propician incluso que las multinacionales puedan demandar a los estados si consideran que sus beneficios se han reducido debido a la normativa nacional. Supondrían la reducción de la protección de la ciudadanía como personas consumidoras y trabajadoras. Hasta los tribunales nacionales quedarían subordinados. Además, la supresión de aranceles supondría menores ingresos públicos y, con ello, menor capacidad de inversión y políticas públicas.
Las consecuencias en materia laboral también supondrán un atropello. No podemos olvidar que Estados Unidos no ha ratificado los convenios de la OIT sobre inspección de trabajo y política de empleo, trabajo forzoso, libertad sindical, negociación colectiva, igualdad de remuneración, discriminación en el empleo y edad mínima de trabajo…
No cabe duda que las empresas europeas menos competitivas sufrirán una nueva sangría de despidos y que aumentarán las dificultades para el sector agrario europeo y para el progreso de una industria propia y competitiva en las economías menos desarrolladas.

Ahora bien, que nadie piense que los sindicatos emprenden una lucha corporativa. Es esta una defensa del interés general. Una pelea para que las democracias no sufran una nueva y terrible devaluación.

domingo, 18 de septiembre de 2016

El trabajo en el centro del debate porque de su evolución depende el futuro del Estado de Bienestar y de la democracia.

Los días 8 y 9 de septiembre realizamos la última convocatoria del presente mandato de la Escuela de Verano de CCOO de Madrid bajo el tema general El trabajo en el centro del debate. Este año, el evento se llevó a cabo en Móstoles, ciudad referente de la clase obrera como ya se ha hecho en los últimos tres años en lugares como Rivas, Fuenlabrada y Alcalá de Henares. Con esta escuela, culmina un debate iniciado en 2013 que año a año ha ido analizando y desentrañando los cambios económicos, laborales y sociales.



Bajo el epígrafe “El papel del sindicato y el mundo del trabajo en el marco institucional: la función de los agentes sociales”, se desarrolló la primera mesa de la Escuela Sindical, coordinada por José Campos, secretario de Participación Institucional de la Confederación Sindical de CCOO. Francisco González de Lena, director del Gabinete del Consejo Económico y Social (CES),  explicó el marco jurídico y la realidad de la participación institucional. Nuria López Marín, secretaria de Política Institucional de CCOO de Andalucía defendió el papel institucional de CCOO y dio respuesta a los “mitos y leyendas” que sobre el papel institucional existen.

De Lena recordó los artículos de la Constitución relacionados con la participación institucional. Como segundo marco normativo mencionó González de Lena la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLS), cuyo artículo 3.6.A se refiere a los “sindicatos más representativos”. Por último se refirió al CES, órgano consultivo para asuntos muy diversos (mundo laboral, medio ambiente, salud…), por lo que muchos asuntos también son tratados en otros organismos o instituciones. Destacó del CES su “enfoque transversal”, así como la posibilidad de actuación por propia iniciativa, “como ha ocurrido en el último año”.Con este escenario jurídico, de Lena concluyó que “no existe ley pero existe marco jurídico, lógicamente incompleto y no sistemático”.

Nuria López recordó los dos grandes instrumentos del modelo de CCOO: la negociación colectiva y el diálogo social, dos instrumentos que “son complementarios y esenciales”. En este marcó destacó que muchos derechos alcanzados institucionalmente han arropado la acción sindical y que “la participación institucional le da forma al carácter sociopolítico del sindicato. Por lo tanto los institucional no es un fin en sí mismo, sino un instrumento”.

Empleo duradero, redistribución y salarios dignos

Con el título La garantía de rentas en la salida de la crisis: el debate entre salarios-empleo y los complementos extrasalariales se desarrolló la segunda mesa de la Escuela Sindical, que fue moderada por Isabel Rodríguez, secretaria de Ciudad Madrid de CCOO. Las ponencias corrieron a cargo de Inmaculada Cebrián, profesora de Economía de la Universidad de Alcalá de Henares;  Eddy Sánchez, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense y Ramón Gorriz, secretario de Acción Sindical de la CS de CCOO.

Inmaculada Cebrián enmarcó su ponencia en dos cuestiones, ¿qué tipo de empleo se está creando? y ¿hacia dónde vamos? La profesora de Economía defendió que para crear empleo, más importante que cambiar la legislación, es crear producto, porque si no se ofrece producción no hace falta empleo.

La intervención de Eddy Sánchez se centró en las relaciones de poder y en desentrañar por qué es importante la estrategia distributiva. En su opinión hay dos modelos de países: en los que se apuesta más por el salario y en los que se apuesta fundamentalmente por el capital. Respecto a España considera que “se toma el trabajo como una variable técnica en vez de cómo una relación social”. La tesis de Sánchez abunda en que la economía española se basa en el turismo como motor de la economía, lo cual lleva a una desigualdad histórica en nuestro país, algo que no se viene denunciando con suficiente fuerza desde la izquierda.

La importancia de los salarios dignos

Ramón Górriz comenzó su intervención destacando una información que ha pasado bastante desapercibida incluso para Manuela Carmena en Madrid  y Ada Colau en Barcelona, y es que el Ayuntamiento de Los Ángeles incrementó su Salario Mínimo Interprofesional el 70 por ciento (de 9 dólares a 15) a los trabajadores municipales. Según Górriz, “esta es la senda, porque el Salario Mínimo Interprofesional es la estrategia salarial para mejorar el nivel de vida”.

El secretario de Acción Sindical confederal criticó las acciones realizadas por los últimos gobiernos durante la crisis: ataque a los salarios, ataque al estado del bienestar, ataque a la fiscalidad y debilitamiento de las organizaciones sindicales, por lo que no descartó la movilización a corto o medio plazo.

La tesis de Górriz es que “la evolución de los salarios es determinante para el futuro” porque con salarios bajos no hay Estado de Bienestar; la devaluación de los salarios tiene consecuencias en el sistema de pensiones; los salarios bajos influyen en cotizaciones y pensiones y, al mismo tiempo, en menos Estado y menos ingresos fiscales. Esto es especialmente relevante después de haber sufrido 50.000 millones de euros de recortes que han generado problemas en la sanidad o la educación, más allá de las plantillas. La evidencia de lo importante que son los salarios es que los países con mejores salarios son los que mejor han aguantado la crisis.

Fortalecer el sindicato para defender los derechos

Pilar Morales, secretaria de la Mujer de CCOO de Madrid, moderó la mesa titulada El trabajo como fuente de derechos: nuevos retos, en la que intervinieron José María Martínez, secretario general de la Federación Estatal de Servicios y su homólogo en la Federación de Industria, Agustín Martín.

El secretario general de Servicios inició su ponencia con una contundente afirmación: “la desigualdad disuelve la democracia”, para recordar que los derechos sociales se han logrado a través de la lucha obrera porque en la industrialización, “primero fue la acción sindical y después  la política”. De igual forma, “los derechos sociales han venido precedidos por avances laborales” explicó, “por ejemplo, la ley de igualdad no existiría si no hubiera habido planes de igualdad realizados por el sindicato”. Como elemento para evitar la desigualdad, Martínez abogó por la acción sindical internacional, “más importante que nunca y que requiere de alianzas”. Y como gran potencia del sindicalismo desarrollado la negociación colectiva, que es capaz de convertir hechos en reglas que están a ras de tierra y crean buenas costumbres.

Coincidió Agustín Martín, en que “no estamos en una pelea local ni nacional, sino que se trata de una pelea internacional”. En ese sentido se refirió a las diferencias estratégicas adoptadas durante la crisis por los sindicatos en Europa ante los recortes y las reformas regresivas. Al principio, sólo los sindicatos portugueses, griegos y españoles reaccionaron a las medidas gubernamentales: Luego se sumaron italianos e irlandeses. Empezaron a darse cuenta de que no era un problema de crisis del sur y se fueron sumando Bélgica, Gran Bretaña, Francia…, tras unas reformas de Hollande muy inspiradas en lo acontecido en España.

Refiriéndose al título de la ponencia, Martín espetó que “para tener derechos hay que tener trabajo”, por eso criticó a las organizaciones políticas y especialmente a las de izquierdas, “porque en ninguna parte debaten cómo generar empleo, lo cual es un error de calado”.

Apostó Agustín Martín por “salir de nuestra zona de confort y que nuestras propuestas recuperen un eje: necesitamos empleo”. Para ello se pregunto, ¿dónde?, ¿qué empleo?, ¿nos seguimos basando en el turismo?, ¿qué modelo productivo e industrial necesitamos?



viernes, 16 de septiembre de 2016

Llamamiento a Cifuentes y a la ciudadanía contra las muertes en el tajo. Tarea de todos sin excepciones, en este campo solo competimos contra la muerte

Si hay informes sindicales que resulta especialmente ingrato realizar, son los relacionados con los accidentes y la muerte de trabajadores y trabajadoras.  En estos casos, más que nunca hay que tener claro que detrás de cada dato hay personas y familias. Situaciones trágicas que muchísimas veces podrían evitarse con voluntad de empresas y administración. El gran problema es que el repunte de datos negativos se consolida en una evolución dramática que hay que atajar urgentemente. Por ello he hecho un llamamiento a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes para que convoque a los agentes sociales.


Esta evolución dramática, en negro sobre blanco supone un aumento del 16 por ciento entre los meses de enero y agosto, esto es, 59 muertes en el tajo. El problema, además, es que crecen todo tipo de accidentes (leves, graves, mortales…) independientemente de la actividad en una tendencia que se consolida.
Frente a estos índices, desde determinados sectores empresariales y de la administración, se responde que al crecer la actividad, crecen los accidentes. Más allá de ser impropia e inhumana, la afirmación es falsa. El índice de incidencia (nº de accidentes por 100.000 trabajadores) muestra que el número de accidentes es muy superior al número de afiliados a la seguridad social.
Las verdaderas razones que nos abocan a esta tragedia hay que buscarlas en que han caído las inversiones en materia de prevención, ha aumentado el incumplimiento de la ley de seguridad y los efectos de la reforma laboral son terribles. La reforma laboral ha facilitado el chantaje empresarial, ese que realizan algunos empresarios cuando espetan al trabajador: “este es tu empleo, si lo quieres de otra manera, vete”.
Este verano ha sido especialmente negro, con accidentes que han evidenciado la relación que existe entre subcontratación desaforada y siniestralidad. En la cadena de subcontrataciones, al final, nadie se hace responsable de los accidentes. En esa cadena caótica, la última empresa suele ser la que peores condiciones laborales padecen sus trabajadores, y la que tiene plantillas más jóvenes. Nadie puede negar que donde hay representación sindical, los accidentes sindicales disminuyen.

Mujeres y accidentes in itinere

Capítulo aparte merece el tratamiento de los accidentes in itinere (aquellos que ocurren en el trayecto del trabajo a casa o viceversa). Los datos demuestran que se accidentan más mujeres a pesar de ser inferior el número de trabajadoras que de trabajadores. La cifra es reveladora: 8.454 hombres accidentados, frente a 8.724 mujeres.
Esta situación surge porque el pluriempleo y la precariedad golpean especialmente al empleo femenino. Además, son las mujeres las que cargan con la conciliación, lo que implica mayor número de traslados y, por ende, accidentes.

Con este panorama, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, debe coger el toro por los cuernos y convocar urgentemente a los agentes sociales e impulsar el fin de la negociación del quinto Plan Director. En este escenario, se hace inminente volver a acordar y ejecutar medidas que no se aplican como redactar en el BOCAM el listado de empresas sancionadas que no cumplen la ley. Los empresarios que incumplen la ley deben tener en cuenta que un accidente en su empresa es un varapalo para su futuro.
También en esta línea las empresas que contratan y subcontratan en cadena tienen que garantizar que se cumple la ley. Además, debe retomarse la coordinación entre administraciones, policía y fiscalía porque la muerte de trabajadores no puede salir gratis.

Que la ciudadanía denuncie

En este contexto, creo que es imprescindible lanzar una poderosa campaña de sensibilización, no sólo a los trabajadores, sino  a la sociedad en general, para que se denuncien obras ilegales. La ciudadanía debe asimilar que igual que se denuncia un robo o una agresión hay que denunciar obras que no incumplen la ley, porque ahí hay riesgo de muerte.
No es gratificante haber logrado en el pasado que disminuyeran los accidentes en la Comunidad de Madrid y que ese trabajo positivo se haya tirado por la borda con la reforma laboral. Así, en este punto, vamos a pedir más recursos para la inspección de trabajo. Es necesario triplicar el número de inspectores, hasta los trescientos. De igual modo, los veinte técnicos habilitados deben llegar al centenar. Es urgente derogar la Reforma Laboral
Del mismo modo, alguien sin escrúpulos puede decir que la Comunidad de Madrid es la que menos accidentes padece de España. Quien dice eso no tiene como objetivo que no haya ni una muerte en el tajo y cae en una terrorífica autocomplacencia, porque estamos hablando de la vida de las personas. En todo caso, puestos a hacer comparaciones, deberían hacerse con las regiones ricas de Europa, que es lo que es Madrid. Pero, en primer lugar, la comparación debe ser consigo misma y, en los dos últimos años, el repunte es terriblemente dramático. Es este campo competimos con la muerte, no con otros territorios.



martes, 13 de septiembre de 2016

Hay que colocar el trabajo en el centro del debate, “donde evidentemente no está”. El trabajo decente implica derechos ciudadanos y el trabajo precario, derechos precarios”.



En la inauguración de la Escuela Sindical de CCOO de Madrid, el Presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, consideró muy oportuno el tema de la Escuela, al colocar el trabajo en el centro del debate, “donde evidentemente no está”. El trabajo decente implica derechos ciudadanos y el trabajo precario, derechos precarios”.

La primera ponencia de la Escuela Sindical corrió a cargo de Ignacio Fernández Toxo, que hizo un repaso de la situación actual poniendo acento en las circunstancias políticas de nuestro país. Además, “envueltos en el proceso brutal de reflexión del sindicato, que concluirá en el congreso del próximo año”, avanzó las prioridades de CCOO para este curso que comienza.


No dejo de sorprender Peña al iniciar su breve, elocuente y contundente discurso citando a Carlos Marx y su teoría de la concentración de capital: “todo empezó con una triple concentración, los mismos trabajadores fabricando las mismas cosas en los mismos sitios. De ahí surgieron nuestras instituciones”, explicó Peña, para quien “trabajo, implica derechos ciudadanos y trabajo precario, derechos precarios”.

El presidente del CES puso sobre la mesa el hecho de que hoy se negocia financieramente nueve veces más que lo que se fabrica, lo que está llevando a que los valores del trabajo sean sustituidos por los valores financieros.  En este sentido se refirió también a la robotización y digitalización como elementos que afectan al trabajo, aunque para Marcos Peña, “el problema es la gestión de la mutación del trabajo”, por lo que animó al sindicato a estar ahí, en esa gestión.

Por otra parte, Peña, destacó la dimensión constitucional e institucional del sindicato, que está “para defender los intereses generales más allá de sus afiliados”. Y puso un ejemplo clarificador: “el PP tiene 21.000 concejales, pues CCOO tiene más de 100.000 delegados”, lo que supone un importante grado de representatividad en la sociedad y en el centro de trabajo a través de la negociación colectiva, “un instrumento que hay que defender en un espacio de convivencia, el estado de bienestar”.

“Es obligación del sindicato blindar el Estado de Bienestar”

En este sentido, Marcos Peña espetó que “es obligación del sindicato defender y blindar el estado de bienestar” y sus pilares básicos: las pensiones, la educación y la sanidad. A renglón seguido explicó que a su juicio, “el sindicato no está de moda porque está de moda la banalidad”, y criticó el desdén intelectual hacia el sindicato y la acción sindical. Por ello animó a los sindicalistas de CCOO a tener orgullo y altivez, porque este sindicato ha convertido a este país en más próspero y ha sido un pilar de la transición.

Y si el presidente del CES comenzó citando a Carlos Marx, acabó citando a Guillermo de Okham y su máxima “solamente se puede considerar real aquello que es estrictamente necesario” y, concluyó “os aseguro que el sindicato es real porque es estrictamente necesario”.

Ignacio Fernández Toxo: “El sindicato tiene que ser determinante”

La primera ponencia de la Escuela Sindical corrió a cargo de Ignacio Fernández Toxo, que hizo un repaso de la situación actual poniendo acento en las circunstancias políticas de nuestro país. Además, “envueltos en el proceso brutal de reflexión del sindicato, que concluirá en el congreso del próximo año”, avanzó las prioridades de CCOO para este curso que comienza.

En esta línea, Toxo insistió en que “el sindicato no puede dejar de cambiar y evolucionar para influir sobre los cambios que se dan en la sociedad”, y en que “el sindicato tiene que ser el que informe a la sociedad”. Es por ello que CCOO debe mantener en su ADN el concepto que inventó, “sociopolítico”, y por ello no debe dejar de intervenir en la sociedad a pesar de que no corran buenos tiempos para ello, explicó el secretario general de CCOO.

“Y si no corren buenos tiempos para el sindicalismo de clase es porque no corren buenos tiempos para el trabajo”, afirmó Toxo, para lanzar la pregunta del debate, “¿cómo volvemos a situar el trabajo en el centro de la sociedad?”

A juicio del líder sindical, nuestro país no ha salido de la crisis, sino que ha salido de la recesión, “saldremos de la crisis cuando los trabajadores recuperen la situación previa a la crisis, y eso está lejos”, profetizó, para concluir que ahí es donde debe estar el trabajo sindical.

Contra el tactismo partidista, CCOO propone las prioridades necesarias.

En este punto, Toxo abordó la situación política actual de España asegurando que no es bueno repetir elecciones por un simple interés tactista de los partidos políticos, por lo que “este país necesita de forma urgente un Gobierno”. En su opinión, el hastío a que se lleva el cuerpo electoral no beneficia a la clase trabajadora y la abstención siempre beneficia a la derecha.

Con todo, Toxo hizo un repaso de las prioridades sindicales para el curso que se inicia, comenzando con la necesidad de estabilidad política y superar la crisis económica, para lo que se impone con urgencia acordar un Plan de choque para reducir el paro (casi 5 millones de personas paradas), mejorar la cualificación a través de la formación, “que después de expulsar a los sindicatos está en manos de los beneficios particulares”.

Toxo destacó la necesidad de impulsar la demanda interna, recuperando las rentas familiares, salarios, prestaciones y pensiones.  En segundo lugar insistió en la necesidad de una reforma fiscal que incremente los recursos de las administraciones públicas y dinamicen la economía con un cambio de modelo productivo e inversión.

Abogó asimismo por la derogación de las reformas laborales, “pero tenemos que prepararnos por si no se derogan  y recomponer la negociación colectiva. Necesitamos también iniciar una ofensiva seria sobre el Salario Mínimo Interprofesional”, iniciando una campaña inmediatamente para que éste se aproxime a los 1.000 euros que marca la Carta Social Europea (actualmente es de 648 euros). Y con ellas, las derogaciones del 315,3 que criminaliza el derecho de huelga, y de la Ley Mordaza.

Otras prioridades sindicales del curso que se inicia para CCOO, indicadas por su secretario general pasan por impulsar un Plan integral para la igualdad entre hombres y mujeres. Además, tras cuatro años en los que se han recortado 50.000 millones de euros que han deteriorado educación, sanidad, servicios sociales…, “hay que iniciar la recuperación del modelo social, algo imposible de realizar en una sola legislatura”.

Por otra parte explicó que nos tenemos que desembarazar del artículo 135 de la Constitución, “lo que se cambió en quince minutos, tardaremos años en reformarlo” por la composición de las cámaras (Congreso y Senado).

Por último alertó sobre el sector financiero, algo sobre lo que hay que estar vigilantes porque, por ejemplo, todo lo consumido por el fondo de reserva de la Seguridad Social equivale al rescate que se realizó con la banca, “no podemos permitir que ocurra con Bankia como con el Banco de Valencia, que se vendió por un solo euro”.

Hecho un somero diagnostico del panorama y después de destacar las prioridades del nuevo curso, concluyó Toxo proclamando que “el sindicato tiene que ser determinante”.


lunes, 12 de septiembre de 2016

Una oportunidad de cambio: propuestas de CCOO de Madrid ante los Presupuestos 2017 de la región (II)

Tras realizar un somero diagnóstico de la realidad madrileña, la cuestión es mirar al futuro y ese futuro pasa por realizar unos presupuestos para 2017 que creen empleo (público y privado), que recuperen los servicios esenciales y que impulsen nuestro sistema productivo. Todo ello pasa, sin duda por una política fiscal justa y la rotunda ausencia de recortes. Asuntos todos ellos que han sido tratados en el debate del estado de la región de Madrid, si bien sus conclusiones han sido decepcionantes. En definitiva, unos presupuestos centrados en las personas.

Durante 2015 y 2016, independientemente de las razones que han llevado a ello, no se han aplicado recortes en la Comunidad de Madrid. El resultado es que ha arrancado el crecimiento económico.
En segundo lugar, desde CCOO de Madrid abogamos por la recuperación del empleo público destruido. Para ello, proponemos para 2017, 2018 y 2019 la recuperación de los 14.800 puestos de trabajo fijos amortizados con una dotación de 200 millones de euros anuales.
En esta línea de defensa de “lo público” y con el objetivo de dinamizar la economía consideramos imprescindible recuperar las inversiones públicas.
Esa dinamización pasa también por medidas económicas que creen empleo, público y privado. En este sentido, la presidenta, Cristina Cifuentes, no puede olvidar que está pendiente de constituirse la mesa de desarrollo productivo, tal como acordó con los agentes sociales.
Lógicamente, para acometer medidas son necesarios recursos, por lo que es imprescindible un cambio en la política fiscal. Un cambio que implica que pague más impuestos quien más tiene. Por ello, hay que acometer reformas en el IRPF, recuperar el impuesto de patrimonio, así como los de donaciones y sucesiones.

Medidas
Tal como se desgrana en el documento que hemos presentado, es fundamental la defensa y el control de las políticas de los servicios públicos. Para ello, apostamos por la creación de un Organismo Público de Evaluación de las políticas públicas, un pacto por la sanidad pública, un pacto por la educación pública de calidad, un pacto social para un nuevo modelo de servicios sociales, un Plan Director para la activación de la Ley de Atención a la Dependencia, la aplicación de la Ley Integral contra la violencia de género, Ley de Coordinación de las policías locales, viabilidad para el nuevo ente Radio Televisión Madrid, así como la recuperación del Consejo de la Juventud.
Por otra parte, unos presupuestos pensando en las personas implican el impulso de un plan integral contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión social. Por ello, creemos necesario reformar la Ley de Renta Mínima de Inserción de la Comunidad de Madrid, regular por Ley las ayudas dirigidas a la cobertura de las necesidades vitales  de las familias con especiales dificultades, moratoria en el pago de impuestos, creación de un abono social de transportes, así como la aprobación de una Ley reguladora del derecho a la vivienda.


martes, 6 de septiembre de 2016

Un debate necesario contra el paro, la siniestralidad y por el empleo digno (I)


Mañana, día 7, se inicia el debate del estado de la región de Madrid. Un debate que tiene como horizonte cercano la aprobación de los presupuestos generales de la región para 2017. Se trata de las primeras cuentas regionales que se ejecutan tras concluir un presupuesto completo por el actual Gobierno regional, que no cuenta con mayoría absoluta.

Hace ya varias legislaturas que desde las Comisiones Obreras hemos considerado “inútil” el debate del estado de la región porque nunca se ha concretado en medidas presupuestarias. Se ha tratado de un debate repleto de postureo y sin contenido. Con el nuevo contexto político regional este aspecto se debe corregir y permitir que haya conclusiones claras que plasmen en los presupuestos. Se trata, pues, de un debate necesario.
En este escenario, y como continuación de la Cartografía de los Recortes que presentamos antes del verano, CCOO de Madrid quiere y debe aportar análisis y propuestas para hacer de Madrid una región próspera. Una prosperidad viable porque la Comunidad de Madrid es rica.
En el diagnóstico del estado de la región no podemos olvidar que en Madrid hay 549.000 personas en paro, de las que 318.000 son de larga duración. De ellas, hay 250.000 con más de dos años de dificultades para encontrar empleo y 350.000 que no perciben ninguna prestación. Es decir, la desigualdad y la pobreza se han disparado.
Esta situación se complica porque, tal como confirman los datos oficiales, el empleo que se crea es insuficiente y estacional, por lo tanto, de poca calidad y baja cualificación. Tanto es así, que sólo el 15 por ciento de los contratos que se firman son indefinidos, el 40 por ciento de ellos, a tiempo parcial involuntario.
Trágica consecuencia de esta situación es también el terrible aumento de la siniestralidad laboral. En lo que va de año son 54 personas las que han fallecido en su puesto de trabajo.
Evidentemente, este panorama está directamente relacionado con una Reforma Laboral que exigimos sea derogado por el Gobierno que finalmente se conforme.
Con todo, estos apuntes negativos se complementan con algo positivo para concluir un diagnóstico realista: estamos saliendo de la recesión con un crecimiento que puede suponer un 3 por ciento. Esto indica que la región de Madrid es rica y tiene posibilidades.
La cuestión es ¿a dónde ha ido la riqueza de 2007 si ahora hay más desigualdad, más pobreza y menos cohesión?




lunes, 5 de septiembre de 2016

Necesitamos un gobierno de cambio y la derogación #reformalaboral. La lucha sindical continúa.


El viernes fue un día de alegría, el Parlamento aborto la investidura de #Rajoy y su programa contra las trabajadoras y trabajadores y los derechos democráticos.

El curso ha comenzado con conflictos emblemáticos, ya largos, que no terminan de resolverse. El jueves nuevo intento judicial de reprimir a representantes sindicales de @CocaColaenlucha. La insistencia y la fuerza de la razón han hecho que la plantilla fuenlabreña de Coca Cola hayan hecho de su lucha un símbolo y por ello son perseguidos. Victoria judicial, tras victoria judicial, se encuentran con una fábrica fantasma y un mobbing colectivo. 
Situación similar a la que se vive en Telemadrid y Onda Madrid. Conflictos a los que hay que añadir sectores y empresas que imponen ERE, negociación de convenios, o en el caso de los servicios externalizados de las administraciones públicas, la defensa del empleo. Todo ello sin obviar otras largas peleas como las llevadas a cabo en la Sanidad y Educación madrileñas.

Los compañeros y compañeras de Coca Cola no cejan en la lucha. El conflicto laboral y judicial se mantiene porque la empresa sigue incumpliendo sentencias mientras no dota de carga de trabajo a la planta de Fuenlabrada. Paralelamente continúan las denuncias a los representantes sindicales derivados de los momentos de tensión impulsados por la empresa. Es una lucha de las Comisiones Obreras que será histórica por mantenerse frente a uno de las multinacionales más poderosas del planeta.

Esa situación de “fábrica fantasma” se vive también en los estudios de Telemadrid. El Gobierno de Esperanza Aguirre convirtió a la televisión pública madrileña en el buque insignia del aparato propagandístico del PP y de la derecha más reaccionaria. Esta actitud, que también formaba parte de una estrategia privatizadora que desprestigiaba a sus profesionales, llevó a unos índices de audiencia menores del 4 por ciento. Se conformó una plantilla paralela al rebufo de los aires ultras, se externalizó la producción y se llevó a la quiebra al Ente.

La pérdida de la mayoría absoluta del PP en las últimas elecciones autonómicas ha abierto una posibilidad de cambio que desde las Comisiones Obreras de Madrid empujaremos. La ciudadanía madrileña tiene derecho a la información, una información cercana y veraz realizada por profesionales. Por eso, Telemadrid debe volver a tener una producción propia de calidad y a recuperar a trabajadores y trabajadoras despedidos. Por eso, siempre hemos estado con las movilizaciones de la plantilla y recientemente acordábamos con el comité, con UGT y con CGT, impulsar una iniciativa unitaria, en esta línea, ante los grupos políticos y hacia la sociedad madrileña.

Presión y negociación

Pero la conflictividad laboral es más amplia, la reforma laboral los enciende. En torno a la imposición de ERE, negociación de convenios, o en el caso de los servicios externalizados de las administraciones públicas, la defensa del empleo.  Conflictos sectoriales y de empresa como Tragsatec, Vodafone-Ono, Cemusa, HP, Servicios Prevención Ajenos, Metro, Servicios externalizados del Ayuntamiento de Madrid: 010. Línea Madrid, Escuelas de Música, Agencia Tributaria, Samur o recientemente los impagos a las empresas auxiliares de servicios. Comisiones Obreras es sinónimo de presión y negociación y, con ese histórico binomio, se ha desbloqueado la negociación colectiva y se han firmado acuerdos como el Convenio del Metal, el de Ahorro o el de Colectividades. La reforma laboral y la agresividad del gobierno en su aplicación están siendo la norma, hasta el punto de boicotear convenios de tanta transcendencia como el señalado del metal.
Por supuesto no se puede obviar la movilización permanente, con la complicidad del tejido social, en asuntos como la Educación y la Sanidad. El necesario pacto educativo, tanto en enseñanza universitaria como no universitaria, está paralizado por la voluntad del Ejecutivo mientras se sigue aplicando la LOMCE. Además, la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, recientemente, denunciaba ante la Defensora del Pueblo la elección de los equipos directivos en los centros educativos públicos de Madrid.
La lucha insistente por una Sanidad pública madrileña de calidad evitó la privatización de hospitales, pero persiste el problema de las listas de espera y se siguen engordando las partidas destinadas a la sanidad prestada con medios ajenos. Continuamos trabajando con la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP)  en el Observatorio de la Sanidad Pública y participando codo a codo con la Federación de Servicios Sociosanitarios en la Marea Blanca, que incansable mantiene las movilizaciones cada tercer domingo de mes.
Asimismo, hay que resaltar la lucha de años contra la salvaje liberalización  de los horarios comerciales que aprobó Esperanza Aguirre. Un conflicto que ha persistido gracias a la firmeza de las trabajadoras, fundamentalmente, y trabajadores del comercio. La última campaña ante la Asamblea de Madrid realizada junto a la Federación de Servicios está abriendo esperanzas de cambio.


martes, 30 de agosto de 2016

Ni la derogación del 315.3 del Código Penal ni de la Ley Mordaza estan en el pacto #PP y #C´s #HuelgaNoEsDelito #8deAirbus

Tenemos que intensificar la presión por el derecho de huelga. (@frlorente) 


Los resultados de las elecciones del 26J nos han traído el amargo trago de ver como la derecha vuelve a presentar al Sr. Rajoy para ser investido Presidente. Espero que no lo consiga, seria continuar la caída por el precipicio socialeconómico y humano al que conducen sus políticas.

El curso pasado ha tenido en la movilización permanente por el derecho de huelga una sus banderas principales. Una movilización que no puede parar, gobierne quien gobierne, hasta conseguir la derogación del artículo 315.3 del Código Penal y de la Ley Mordaza. 


Sin duda, el movimiento álgido de la campaña “Huelga no es delito”, fue el juicio de los 8 de Airbus. Cinco años después, la sentencia demostró que la Instrucción era un montaje promovido por la policía, el juez instructor y con el entusiasmo de la fiscalía. El proceso nunca tenía que haberse iniciado, tal y como exigían las defensas. Del mismo modo que no debería haberse iniciado ningún juicio contra los 300 sindicalistas que se limitaron a ejercer el derecho de huelga.
Ganamos la sentencia de Airbus y con ella se ha sentado un precedente muy importante. Las absoluciones a los sindicalistas en este país nunca vienen solas y a una excelente defensa hay que unir la demostración de firmeza que demostraron en todo el proceso los compañeros Pepe Alcázar, Tomás, Armando, Rodolfo, Rubén, Enrique, Edgar y Jerónimo y la firmeza en la movilización de las Comisiones Obreras, así como el ejercicio sin complejos del poder sindical.
Al hilo de la sentencia de Airbus y de la movilización permanente por el derecho de huelga, el pasado 2 de junio se llevó a la OIT, en el marco de la 105 Conferencia del Trabajo (CIT), se celebró un acto en defensa del derecho a la huelga promovido por CCOO y UGT.
Previamente, el 23 de mayo, tuvo lugar el juicio contra el compañero José Manuel Fernández Galán, de Coca Cola. En una sentencia, cuanto menos sorprendente, Galán fue condenado a seis meses de cárcel y una multa de 5.000 euros. Una sentencia repleta de contradicciones, en la que el fallo del juez resalta la veracidad de los testimonios de los testigos que niegan la agresión de Galán a la policía, pero no los tiene en cuenta. Sin embargo, el fallo del juez destaca que los policías se contradicen y mienten, pero sorprendentemente da valor a su testimonio apoyándose en su “presunción de veracidad”.  Quizás, cosas de las puertas giratorias, el juez se dejó llevar por su reciente pasado político. Es humano que quien fuera director general de Seguridad e Interior bajo la presidencia de Ignacio González en la Comunidad de Madrid, se dejara llevar por el exceso de celo y confianza en el testimonio de dos policías.
Sentencias de este tipo vienen a dar alas a quienes atacan impunemente a sindicalistas. Pocos después, el 8 de junio se producía una agresión a los compañeros y compañeras de Colectividades del Ministerio de Defensa cuando estaban ejerciendo su derecho a manifestación en las puertas de su centro de trabajo.
Hemos ganado batallas judiciales, pero la victoria es acabar con el artículo 315.3 del Código Penal y la ley Mordaza. El actual estado de represión del derecho de manifestación está poniendo en riesgo las movilizaciones y exige que intensifiquemos la presión. Entre las primeras tareas del nuevo Gobierno debe estar en lugar destacado de su agenda derogar estas leyes, nos tendrá movilizados hasta que así sea.